MENSAJE DEL PRESIDENTE

Ian Riseley
Presidente de Rotary International

Durante la Convención Internacionalde Rotary realizada en 1990en Portland (EE.UU.) el entoncespresidente electo, Paulo Costa, dijo a losrotarios: “Ha llegado la hora de que Rotaryalce su voz para afirmar su liderazgo e instara todos los rotarios a participar en una noblecruzada para proteger nuestros recursosnaturales”.Asimismo, anunció una iniciativa rotariapara “Preservar el planeta Tierra”, pidiendoa los rotarios que incluyeran los problemasambientales en sus proyectos de servicio:plantar árboles, mantener limpios el aire yel agua y proteger el planeta para las generacionesfuturas.El presidente Costa pidió plantar un árbolpor cada uno de los 1,1 millones de sociosque Rotary tenía en ese momento. Los rotarios,como es la costumbre, superamos lameta y plantamos casi 35 millones de árbolesal final de ese año rotario. Probablementemuchos de esos árboles todavía florecen, absorben carbono del medio ambiente,liberan oxígeno, enfrían el aire, mejoranla calidad del suelo, y ofrecen alimentoy hábitat a las aves, animales e insectos,y generan muchos otros beneficios más.Lamentablemente, si bien esos árboleshan seguido beneficiando nuestro planeta,Rotary, como organización, no ha llevadoadelante su compromiso ambiental.Por eso, a principios de este año, seguí elejemplo de Paulo Costa y pedí a Rotary queplantara al menos un árbol por cada socio.Mi meta fue hacer un bien más allá de losimportantes beneficios que esos 1,2 millones(o más) de árboles generarían. Esperoque, con esos árboles, los rotarios renuevensu interés y atención en un tema que debeincluirse nuevamente en la agenda de Rotary:el estado de nuestro planeta.Los asuntos ambientales están profundamenteentrelazados con nuestras áreas deinterés y deben ser una de las prioridadesde Rotary. La contaminación está afectandola salud de toda la humanidad: más del80% de las personas que viven en zonas urbanasrespiran aire contaminado, una cifraque asciende a un 98% en países de bajosy medianos ingresos. Si esta tendencia actualcontinúa, los océanos contendrán másplástico por peso que peces para el 2050.Asimismo, el aumento en las temperaturasestá bien documentado: las temperaturasanuales promedio aumentaron en casi 1,1 °Centre 1880 y 2015. El que los humanoshayamos causado este cambio no es temade debate científico, ni tampoco lo es laprobabilidad de una gran alteración económicay humana si esta tendencia continúa.La necesidad de tomar acción es mayor quenunca, así como también lo es nuestra capacidadde generar un impacto real.Como lo expresó el ex secretario general dela ONU, Ban Ki-moon, “No puede existirun plan B porque no existe un planeta B”.Nuestro planeta nos pertenece a todos, anuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos.Es responsabilidad de todos protegerloy es nuestra responsabilidad como rotariosMarcar la Diferencia a muchas personaspara la práctica correcta de la puericultura. Como se percibe, en el área materno-infantil debemos estar atentos pues aún muchas necesidades necesitan ser atendidas.He visitado un club que tenía un proyecto muy inteligente y barato. Todos los años,sus socios, con pasantes de bioquímica, realizan exámenes de heces en las escuelas delmunicipio. Sorpréndanse con los resultados obtenidos: el 80% de los niños tenían verminosis,algunos de ellos con más de un tipo de parásito, y los medicamentos para ellotienen efecto rápido, son eficaces y baratos. Estamos hablando de niños malnutridos enlos que lo poco que sus organismos obtuvieron estaba siendo robado por la verminosis.Estoy en Rotary porque podemos Marcar la Diferencia en la vida de esos niños.Comience ya un proyecto en su club. Los niños lo agradecerán algún día.

Deja un comentario